Vicente Mejia Colindres, vecino ilustre de minas de oro \
  Vicente Mejia Colindres, vecino ilustre de minas de oro
  Domingo 03 Junio 2007 (Diario La Tribuna, Honduras)

Fragmento de la obra en revisión:
JERÓNIMO EL VIEJO... de
Marcial Cerrato Sandoval

Vicente Mejía Colindres
Una pregunta que me he formulado muchas veces en el curso de la investigación y redacción de esta narración histórica es: ¿por qué tantos personajes de la vida nacional escogieron a Minas de Oro para vivir? La primera respuesta que se viene a la mente es: "por su clima sano, agua fresca y abundante"; la segunda: " por su agradable topografía y nutrida vegetación".

Pero la realidad es que la respuesta hay que buscarla en cada personaje y varía con cada uno de ellos. Hoy trataremos de desentrañar un poco la razón por la cual el Dr. Vicente Mejía Colindres escogió este pueblo como su hogar en dos oportunidades y durante varios años.

Era médico y cirujano, estadista, regio escritor; presidente de Honduras en el período: 1929/32, había nacido en La Esperanza y no tenía arraigo conocido en Minas de Oro. Aquí vivió antes de ser presidente.

Es conveniente destacar que esto sucedió en el primer cuarto del siglo XX, cuando Minas de Oro no tenía comunicación por carretera, teléfono o aeroplano, únicamente el telégrafo y un correo peatonal a Comayagua, lo unían al resto del país y al mundo.

Por lo tanto la pregunta obligada es: ¿por qué un político presidenciable escogió un pueblo tan remoto e incomunicado para pasar los años más productivos de su vida? ¿Cómo pudo mantener su vigencia como precandidato presidencial, en esta situación?

Cuando vivió en Minas de Oro, solicitó y le fue concedido por la Corporación Municipal, un lote de terreno para sus actividades agrícolas, predio que entregó al municipio cuando se trasladó a Tegucigalpa.

Este comportamiento es una muestra más de su alto espíritu cívico y honradez ciudadana, digna de los fundadores de la República Romana, actitud que confirmó paladinamente al entregar el solio presidencial al personaje que había resultado ganador en los comicios realizados durante su gobierno; su contrincante político y líder del Partido Nacional Tiburcio Carías Andino.

Esta decisión la tomó en contra la opinión y haciendo caso omiso de las críticas de muchos de sus correligionarios y por lo cual estos dijeron después cuando Carías se convirtió en dictador:
"Se lo dijimos y teníamos la razón".

Fue también un defensor indeclinable de la soberanía nacional y poseedor de una pluma firme, veraz, penetrante y convincente, que esgrimió en varias oportunidades, exponiendo con hidalguía sus ideas.

Un ejemplo de ello se produjo en agosto de 1913, cuando se organizó a nivel nacional la "Liga de la Defensa Nacional Centroamericana" y en apoyo a este gesto se hicieron diferentes manifestaciones y pronunciamientos en muchas de las ciudades y pueblos de la República, así como discursos y escritos de hombres ilustres.

En dicha ocasión Mejía Colindres escribió una famosa carta abierta al presidente de los EEUU, Woodrow Wilson, fechada en Minas de Oro personaje por primera vez a dicho pueblo, acompañando en calidad de "refugiado" al abogado José María Sandoval, (quien era nativo del pueblo y fue electo --ese mismo año-- alcalde, cargo que ocupó en varias oportunidades). Ellos, como el periodista Joaquín Rodas M., fueron también objeto de una fuerte persecución tanto en 1919, como en 1924, después del "triunfo" de la "Revolución Reivindicadora".

A pesar de estas circunstancia Mejía Colindres colaboró como corresponsal --en Minas de Oro-- de diarios editados en Tegucigalpa y durante su permanencia ejerció la función de Consejero Municipal.

Con este carácter firmó -- posiblemente redactó en octubre de 1913-- una protesta pública de los habitantes de Minas de Oro en Cabildo Abierto, en apoyo a las manifestaciones en defensa de la Soberanía Nacional y en contra de las pretensiones de los EEUU para establecer un protectorado en Centroamérica. El Manifiesto reza así:

"En Minas de Oro, a los cinco días del mes de octubre de mil novecientos trece. Reunida la municipalidad y vecindario en Cabildo Abierto. CONSIDERANDO. 1º. Que el Gobierno de los Estados Unidos de América del Norte, pasó a conocimiento del senado respectivo un proyecto de protectorado en Centro América. 2º. Que tal proyecto constituye una amenaza a la Soberanía Nacional y una herida al patriotismo:

ACUERDAN 1º. Protestar contra el proyecto atentatorio mencionado, ofreciendo a la Patria su contingente de sangre para defender la Soberanía Nacional, en caso necesario, o para morir si esta se perdiese, como deben de morir los pueblos libres. 2o. Elevar esta Acta al conocimiento de "La Liga de la Defensa Nacional Centroamericana" establecida en Tegucigalpa, lo mismo que al Senado Norteamericano.

Teófilo Barahona, Alcalde; Nicolás Zúñiga, Regidor 1º.; Justo Recinos, Regidor 2º.; Manuel Suazo, Síndico; Agustín Urbina, Consejero; Vicente Mejía Colindres. Consejero; Juan Sánchez Banegas; Consejero...".

Siguen las firmas de casi todo el pueblo, algunos lo hacían por sí y también por otros que eran menores o no sabían firmar. Entre ellas distingo los nombres de mi abuelo Angel B. Sandoval, mi mamá, Mercedes; mi tía, Emilia; mis tíos-abuelos: Marcial y Manuela. También aparece la firma de doña Gumercinda de Mejía Colindres, esposa de don Vicente.

Es interesante conocer que la esposa de Mejía Colindres, doña Gumercinda, era hermana de la primera esposa de Juan Ramón Molina, Dolores Hinestroza, a quien este dedicó el inmortal poema: "A una muerta".

Examinando detenidamente la lista de los firmantes encuentro una razón de peso para poder contestar la pregunta: ¿Por qué Minas de Oro? Y es que también aparecen las firmas del general Benjamín Hidalgo y de su esposa: Josefa de Hidalgo, hermana de Gumercinda y Dolores. El general Hidalgo --que algunos historiadores mencionan que era originario de Santa Bárbara-- vivió muchos años en Minas de Oro. Su muerte, en forma trágica, se produjo durante un combate en 1919, cuando comandaba un grupo revolucionario que fue atacado por fuerzas del gobierno del Presidente Bertrand, en el camino que de Minas de Oro conduce a Esquías.

Mejía Colindres fue también un distinguido escritor cuya fama reafirmó a través de responsos-líricos que escribió en las exequias de amigos y parientes, como el que pronunció en el Cementerio General de Tegucigalpa en 1918, ante los restos mortales de su concuño: Juan Ramón Molina, en el momento en que eran recibido por la tierra que lo vio nacer.

Pues bien en estas investigaciones he descubierto otra razón por la cual Mejía Colindres escogió a Minas de Oro para vivir. Su esposa Gumercinda era hermana de Josefa, la esposa del general Hidalgo.

Las jóvenes Hinestroza fueron famosas en su tiempo por su belleza, educación y elegancia, y sus esposos, como luchadores y reconocidos representantes de los ideales liberales.

Otro aspecto interesante de hacer notar es que cuando Mejía Colindres fue presidente, y conocedor del hecho que don Juan Nepomuceno Lindo y Zelaya también había vivido en Minas de Oro, se interesó porque el Estado patrocinara la edición y publicación de una biografía sobre el prócer.

Para tal efecto celebró un concurso en el que -lastimosamente-- sólo participó un trabajo de mérito, --el del escritor e historiador don Rómulo E. Durón-- el cual recibió la aprobación del jurado y fue publicado por cuenta del Gobierno. Esta biografía --que he tenido a la vista-- es pobre en aspectos personales y familiares del Dr. Lindo y le falta profundidad en la exploración de su personalidad, por lo cual, la figura de don Juan seguirá navegando por los mares de la ignorancia e incomprensión hasta que un nuevo esfuerzo de investigación aclare más y mejor la figura de este destacado hombre público.

Mejía Colindres --por su parte-- tuvo una actuación política variada y destacada. Fue ministro de Instrucción Pública y diputado al Congreso Nacional, --período desde el cual se perfiló como un consagrado unionista-- y posteriormente fue Ministro de Gobernación. Llegó a presidente de la República en 1929, sustituyendo constitucionalmente al Dr. Miguel Paz Baraona y logró mantenerse en el poder, convocar a elecciones generales y entregar la Presidencia al candidato ganador, todo ello en medio de grandes presiones, tanto en el orden interno como en el internacional.
   
  • Comentarios
  • Deja Tu opinión

 

No hay comentarios todavia.
Se el primero en dejar tu opinión!.

Continua visitando MinasdeOro.info

Ver los ultimos comentarios

Calificación Favor califica del 1 a 5 estrellas.Favor selecciona una calificación.
Nombre Tu nombre es requerido.
eMail Tu correo electronico es requerido.Formato Invalido.
Comentario Tu comentario es requerido.
Captcha image
Ingrese el codigo de la izquierda

  Text Link Ads script error: local_94451.xml does not exist. Please create a blank file named local_94451.xml.