Tras la pista de Neida Sandoval (38) \ 38. Especial Dia7 de Neida Sandoval \
  38. Especial Dia7 de Neida Sandoval
 

“Jelipita”, la indita sencilla, convertida en personaje influyente
“Proyecciones Militares” fue su “trampolín” …


“Desde que te vide me quedé pasmado, todo atarantado y lleno de emoción. Sentí en la barriga un revoltiguello y que me se salía…!ay mi pobre corazón!…

¡Ay Jelipita de mi corazón!, si vos me dieras agorita el si, yo te lo aseguro que agorita mesmo te traigo al alcalde y también al padre y a casarnos ya.

Esta Jelipita que india más bonita con sus trenzas largas, palabra que si. Las nalgas paradas, que pantorillotas y que nalgatorio…!ay que suspiro yo!…”
(Fragmento de “Jelipita” del cantautor Manuel Castillo Girón inspirado en Neyda Sandoval).

Miami. Florida.
- El devastador huracán Mitch que dejó un saldo de 20 mil muertos y pérdidas millonarias, también marcó la vida periodística de Neyda Sandoval, quien no dudó en convertirse en vocera de Honduras y transmitir imágenes de la tragedia al mundo para sacar a su país del atolladero en que se encontraba.

Precisamente, cuando visitamos a Neyda en su set de “Despierta América” de Univisión, preparaba un documental de los 10 años del Mitch y la oportuna acción del gobernante Carlos Flores. Nuestra compatriota --considerada un orgullo hispano y una de las 100 personalidades más influyentes de los Estados Unidos-- nos habla de su carrera periodística, sus inicios, de su amor a Honduras y por supuesto de su adorada familia.

Por unos instantes se traslada a su adolescencia y revive el momento en que el artista Manuel Castillo Girón se inspiró en ella y compuso la canción, “Jelipita”.

Sencilla, agradable y emprendedora, Neyda se ha mantenido durante 20 años en el corazón de los hispanos en los Estados Unidos. Quería ser doctora y los medios de comunicación se le atravesaron, detrás de un mostrador de cosmético. 5, 4, 3, 2, 1… Luces, cámaras, acción… vea hoy el debate entre Obama y MCainn. Soy Neyda Sandoval…

--¿Trabajaba y estudiaba?
Trabajaba y estudiaba. Empecé mi idea de ser médico, pero luego como muchos jóvenes nos damos cuenta que cuesta dinero y después del primer año se hace más difícil cuando uno tiene que estudiar a tiempo completo. Mi primer empleo fue como demostradora de cosméticos en una farmacia. Lo irónico es que yo era muy tímida de niña y tenía mucho pánico al público. Me destacaba mucho en deportes, en teatro en el colegio, en reinado de todo tipo, en actividades dentro de lo que era el círculo escolar y colegial.

--¿Qué la hizo perder la timidez?
La vida te lleva por muchos caminos y de repente mi cuñada Carmen me consiguió mi primer trabajo como demostradora de cosméticos, más no me daba cuenta que ese trabajo me iba a preparar para enfrentar al público. Tenía pena para aprender a maquillarme y arreglarme que eso también es básico para estar frente a una cámara de la televisión. Estando detrás de un mostrador en la farmacia “Torres Fiallos” de Tegucigalpa, conocí al productor Alberto Valladares, quien se presentó, me vio y me examinó y me dijo que yo era la persona que él andaba buscando para participar en una película navideña que iban a filmar en El Picacho.

--¿Y aceptó inmediatamente?
Como a mi me gustó siempre el drama y estuve en el cuadro de teatro de mi colegio en Minas de Oro, pues yo fascinada con el ofrecimiento encargué los cosméticos a mi compañera y le dije que no se olvidara de apuntar lo que vendía por que esa era mi comisión y que le dijera a mi supervisora que ya regresaba. Me vistieron como la Virgen María y grabamos todo el día. Alberto Valladares era jefe de la comisión de televisión de la Casa Presidencial y decidió que yo tenía talento y quería darme la oportunidad que entrara en la televisión. Eso fue hace 29 años, creo que fue una gran oportunidad porque me abrió una puerta al mundo que hoy me ha dado muchos éxitos.

--Fue una entrada diferente…
Alberto me invitó para que en la noche que saliera de la Universidad pasara a la comisión de televisión y empezó a entrenarme en cómo hacer entrevistas frente a una cámara. Me di cuenta que las comunicaciones era lo que me gustaba. Luego Alberto me ofreció trabajo en “Imágenes” un programa del gobierno. Presentaba diferentes reportajes que tenían que ver con el gobierno y memorizaba todo lo que tenía que decir y fue una gran escuela Honduras para mí. Luego vino “Democracia en marcha“ y después en el programa que casi todos los hondureños recuerdan que es Proyecciones Militares.

--¿Salía vestida de militar, verdad?
Salía vestida de militar, de naval, del ejército, de paracaidista y era un programa que hacíamos grabado durante toda la semana y pasaba una hora por canal cinco, es una referencia porque me enseñó la parte bonita de la televisión.
--¿Cómo se viene a Estados Unidos?
Aunque estábamos en una etapa de la “guerra fría”, estábamos en una burbuja, porque tal vez no me daba cuenta en esta etapa de mi vida porque disfrutaba en hacer televisión. Todo lo aprendido con mis compañeros fue un trampolín para trabajar en Estados Unidos. Estaba trabajando en un programa de radio, ya me había salido de las Fuerzas Armadas, cuando conocí a mi esposo David, militar estadounidense que trabajaba en labores de contrainteligencia en Centro y Sur América. Fue por una casualidad del destino, porque nunca de verdad pensé en emigrar a Estados Unidos y aquí estoy desde abril de 1987.

Fue una decisión difícil dejar Honduras, la petición de matrimonio implicaba mudarse a este país. Vengo de una familia numerosa con lazos muy estrechos, pero ahora pienso que Dios me ha trazado la vida y soy muy bendecida, no solo porque me ha dado la oportunidad de tener muchas satisfacciones personales, y proyectar cosas de mi país a otro nivel.

--¿Cómo comienza la historia al otro lado de la frontera?
Nos mudamos al Estado de Albuquerque, Nuevo México, a una base militar porque a mi marido lo trasladaron a la agencia de Defensa Nuclear. Me vine a ciegas a este país cuando tenía 26 años.

Después de pasar un mes de ama de casa y de luna de miel y de asimilar el cambio tan brusco y de llorar muchas noches.

Escuchaba una radio y decidí llamar para ver si querían contratarme. No era una de las grandes radios en Albuquerque pero también me dio chance de comenzar.
No sabía manejar y la estación estaba al otro lado de la ciudad, entonces mi pobre marido al mediodía venía y me llevaba, después me enseñó a manejar. Mi español era bueno y ellos tenían el problema del inglés (el espanglish).

Durante dos horas ponía discos de música norteña mexicana que hoy en día está en gran apogeo.

Después eran tres horas y tenía mucha comunicación con la población a través del teléfono y entonces conocí cómo funcionaba este país y cuál era el fenómeno latino. Habían muchas historias de discriminación y hoy en día me doy cuenta lo bueno que fue para mi.
En una de esas llamadas telefónicas conocí al mexicano César Ibarra que me empezó a preguntar sobre mi carrera…

--Y de su experiencia en el medio…
Ahí empecé a escribirle las noticias, comerciales, a hacer todo lo que ellos hacían y a mi me encantaba hacerlo.

César supo de mi experiencia en televisión en Honduras y fue el que me indicó que estaban haciendo una audición para hacer el primer noticiario local en español en Albuquerque. Fui al canal de Univisión en aquel entonces era Olivares Televisión y de las diez personas que fueron, yo era la única que tenía experiencia en hacer televisión. Me contrataron de inmediato en enero de 1988.

--Es entonces que comienza la historia de Neyda…
Ahí trabajaba por poco dinero, todavía tengo el cheque que me pagaban. Era presentadora del noticiario, entrenaba muchachas que recién graduadas de la universidad estaban en locución, en escritura en español. De ahí pasé a ser directora de noticias en el canal, presentadora de las noticias, reportera y luego en un par de años surgió una oportunidad en San Antonio, Texas, el cuarto mercado en la televisión en Estados Unidos y tomé la oportunidad de irme como reportera del canal local 41 y después ascendí a presentadora de noticias de la noche. En 1992 los ejecutivos de Univisión empezaron a ver mi trabajo y me dieron la oportunidad de comenzar a nivel nacional para lo que es hoy Primer Impacto. En junio de 1993 Alina Falcón me contrató para ser corresponsal del noticiario Univisión.

--¿Cuáles han sido las principales satisfacciones en Univisión en estos veinte años?
El apoyo incondicional que me han dado en cada oportunidad que se ha presentado, me han dado el chance de probar una y otra vez que puedo hacer los trabajos encomendados y eso es lo que me ha permitido ir escalando un paso a la vez. La confianza para enfrentar nuevas tareas y para poder ascender del primer escalón hasta el sitio donde estoy en este momento.

--Hace poco vimos un reconocimiento que le tributaron en el programa de “Don Francisco”.
Eso fue una cosa muy bonita porque Don Francisco es la imagen más sólida de Univisión. Quería celebrar mis veinte años en Univisión con una fiesta, porque me ha tocado enfrentar muchas cosas trágicas. Pero mi hija se me enfermó con serias infecciones renales y tuve que hospitalizarla. Sin solicitarlo Don Francisco me celebró mis veinte años y me entregó una placa, fue un reconocimiento muy cálido e importante.

--La hicieron desfilar por una alfombra roja como una reina…
Si, fue muy bonito. Es que él es el maestro, nos da cariño, consejo y eso se agradece porque hay que ser humilde en este medio. Hay que ser firme y aprender de los que ya han caminado y tienen un recorrido ejemplar.

--¿Cómo combina el trabajo con su familia?
Tengo que renunciar a muchas actividades sociales que conllevan la luz pública en la que estamos. Aprender a decir que no, porque pienso que el éxito en realidad sobre todo en una mujer de carrera es tener un balance.

Hay que depurar la lista de prioridades. Dar el 100 por ciento en el trabajo y también a sus hijos, a su esposo. En mi caso lo estoy logrando, se sacrifica sueño, cansancio, pero hay que pensar que nada es para siempre, todo es temporal y que esas etapas temporales de la vida son las que marcan el futuro.

--¿Cuál ha sido la entrevista, reportaje o noticia que le ha dado más satisfacción?
La única vez que he regresado a mi país a trabajar como periodista fue por la cobertura del Mitch. Porque es la única oportunidad que he tenido y me sentí muy bien de decirle al mundo la tragedia por la que estaba pasando Honduras y que me escucharan, me sentí muy bien de ser la vocera de esa tragedia porque el mundo tenía que enterarse por lo que estaba pasando.

Cuando ocurrió la tragedia me tocó trabajar en todos los segmentos, desde el programa de la mañana hasta el último de los noticiarios en la noche, estaba agotada durmiendo dos o tres horas con nuestro equipo de noticias, pero me sentía que estaba haciendo mi labor social por mi patria, pero directa. Y eso para mi fue como un soldado que da la cara por su familia. Es la única cobertura que he realizado en mi país después de haberme venido.

--¿Volvió a ver a su familia, a sus amigos y compañeros?
Fueron entrevistas con la gente común y corriente, entrevistas de emigrantes que cuentan su tragedia y que dicen que al final sí se puede, que hay que ser perseverantes en la vida. No se me olvida un grupo de niños en la Villa Olímpica, sus casas se les fueron, se les derrumbaron y me contaban entre sollozos lo que habían vivido. He entrevistado a Laura Bush y a otras personalidades mundiales, pero esa entrevista en particular no se me borra de la mente. Es una tragedia humana que más me llega al hueso y a la sangre, cuando la gente cuenta su historia a través mío. No es que vaya a hacer justicia, pero la voy a transmitir a millones de personas que pueden cambiarla con su voluntariado.

-Veo que hay cariño y respeto para Neyda en la familia de “Despierta América”, es por ser latina…
Gracias. Este negocio y trabajo es demandante y muy intenso. Por ejemplo los que estamos en el programa Ana María, Fernando y yo somos los fundadores con Rafael que ahora viene de invitado. Hemos tenido una relación de matrimonio o de hermano, hermana. Hemos aprendido a tolerarnos y a respetarnos. Tenemos que poner a un lado la carga y juntarnos cada mañana, creo que esa es la magia de Despierta América, con las cámaras nosotros nos ponemos en armonía si alguien viene con el ánimo bajo, un problema familiar, alegría, éxito y lo compartimos antes de entrar al show y cuando 3, 2, 1, nosotros ya estamos sincronizados y eso es algo maravilloso. Creo que es eso que nos permite estar tres horas al aire.

– Cómo ve el periodismo en Honduras, especialmente ahora a 10 años del Mitch. ¿Ha avanzado o retrocedido?
Creo que nuestros periodistas tienen una gran lucha en Honduras, y los periodistas tienen que estar conscientes de la labor que tienen que hacer para transformar el país de una manera constructiva, sin perder el derecho a la libertad de expresión y el camino a la democracia.

Es una labor bien difícil y peligrosa, pero creo que como estamos pasando esta etapa de esta historia, tenemos muy buenos periodistas que están luchando muy duro por hacer su trabajo.

--¿Qué añora de Honduras?
Lo añoro todo. Soy demasiado patriota, una mujer sencilla muy simple. No sé si es que vengo de un pueblito, de un hogar muy estable con mucho cariño. Me encanta Honduras y ver las montañas y cada vez que aterrizo me da una alegría como si fuera la primera vez que regreso. Ahora me encanta llevar a mis hijos para que aprendan a querer al país, a la gente, los olores, la cultura, los sonidos de los carros, de la gente caminante. Trato de seguir teniendo ese contacto con la gente. Lo que más disfruto es reunirme con mi familia, con mis hermanos.
En año nuevo es muy especial porque nos reunimos todos en una casa de campo que tiene mi mamá.

Cuando mi padre murió en el 2000 la mandé a renovar como un monumento a mi papá, a mi viejo don Abener, porque él adoraba estar ahí en esa cima donde se divisa el pueblecito. Para recordar de dónde vengo, quién soy, y que la sensibilidad es muy importante mantenerla y la esencia de quien uno es, aunque viva lejos con otro estilo de vida.

--Escuchaba al artista Manuel Castillo Girón en el programa radial de Jonathan Rousell que se inspiró en Neyda Sandoval para escribir la canción folclórica “Jelipita”. ¿Es cierto?
Es la indita que traigo dentro. Sabe que Manuel Castillo Girón es un tremendo talento hondureño, creo que fue como un ángel en mi vida en una etapa de dificultad en la que yo estaba pasando. Fíjate cómo es la vida, cómo Dios lo conecta con gente buena.

Cuando se acabó la etapa de Proyecciones Militares vinieron momentos económicos difíciles y ahí surgió nuestra amistad.
Cada trabajito que él tenía, compartíamos la ganancia. Quiso hacer un programa radial el sábado, porque siempre andaba con mis ocurrencias, hablándole de Intibucá, de su pueblo y su caliche. Cada sábado, Manuel me venía a buscar en su moto o en su “burro rezongón” que era una Van que andaba llena de luces multicolores por que era para las aventuras nocturnas…

-Me dicen que es un bohemio…
El es un artista bohemio con un gran talento. Traía los libretos escritos tal y como hablan los lencas, me hacía mis partes y todo al aire, en vivo. Empezábamos de novios con David y le mandábamos saludos. Cuando me fui, creo que él lloró. Teníamos a la india Jelipa, que era la novia del indio Gualcinse. También le hacía la carcajada original de La Sucia, que la fue a grabar a Guatemala, la “gringa” y de todos los personajes que se inventaba. La “Jelipita” es la muestra de amor puro que hay entre nuestra gente.

La india Jelipa y el indio tenían sus amoríos. Ella se daba a respetar mucho, él quería meter mano, pero la india le decía no Gualcinse, no quiero salir con un domingo siete. Hace un par de años tuve el privilegio de invitarlo a la casa de campo en Minas de Oro con mi familia y trajo su guitarra y me estuvo cantando todas sus canciones.

Creo que eso nos hace ser reales y cuando tenemos cualquier desafío en esta carrera o en la vida regresamos el casete y vemos qué bien la hemos pasado.

--Un mensaje para los hondureños desde los estudios de UNIVISION.
Me siento bien privilegiada por el cariño que me dan lo hondureños. Es un regalo gratis, que nadie puede manipular, que sale desde el fondo del corazón. Una palabra, un abrazo, un consejo, una lágrima de la gente, vive contigo todas las etapas de la vida. En el programa tenemos la oportunidad de contar muchas experiencias personales. Mi esposo tuvo tres derrames cerebrales y un ataque cardiaco cuando los niños tenían cuatro meses. Entonces te ven más allá de una mujer periodista, te ven como una madre, quieren un consejo, saber cómo haces para amanecer contenta riéndote con un esposo que estuvo a punto de morir con dos hijos pequeños, en medio de la guerra. Es una bendición de Dios cuando una siente que somos un ejemplo para otros que sufren y se reafirma la responsabilidad que tenemos no solo como comunicadores, éxito personal, pero también contribuir al mejoramiento de nuestra comunidad, de nuestra sociedad. Hay que sonreír en medio de las dificultades. Hay que dar y recibir energía positiva.

Nos despedimos de Neyda, quien nos recibió con mucho entusiasmo en Univisión y durante tres horas la observamos trabajando con mucho entusiasmo. Se levanta desde las 4:00 de la mañana, graba avances y presenta noticias, siete horas seguidas y cuando llega a su casa tiene la misma sonrisa que le ofrece a sus televidentes, para ayudar a sus mellizos de siete años (niña y niño) en las tareas escolares y alentar a su esposo a seguir adelante. La “Jelipita” sigue siendo una indita sencilla, alternar con los famosos, no la ha mareado.

Sus ojos brillan cuando piensa en vacacionar en su pueblo de Minas de Oro, Comayagua.

EN BLANCO
Y NEGRO
Partido: Periodista
Religión: Católica
Color: Rojo
Comida : Desayuno típico catracho
Bebida : Horchata
Canción : No basta…
Cantante : Franco de Vita
Película : Africa mía
Actor : Meryl Streep
Libro : La Biblia
Escritor : Paulo Coelho
Periodista : Barbara Walters
Personaje : Juan Pablo II
Presidente : Ronald Reagan, Ramón Villeda Morales
Primera Dama : Jackie Kennedy-Onassis, Mary Flake de Flores
Neyda Sandoval : Mujer sencilla

Tomado de La Tribuna, Octubre 2008


   
  • Comentarios
  • Deja Tu opinión

 

No hay comentarios todavia.
Se el primero en dejar tu opinión!.

Continua visitando MinasdeOro.info

Ver los ultimos comentarios

Calificación Favor califica del 1 a 5 estrellas.Favor selecciona una calificación.
Nombre Tu nombre es requerido.
eMail Tu correo electronico es requerido.Formato Invalido.
Comentario Tu comentario es requerido.
Captcha image
Ingrese el codigo de la izquierda
El tesoro de Florencio Xatruch
  Text Link Ads script error: local_94451.xml does not exist. Please create a blank file named local_94451.xml.